Los Dallas Cowboys tienen una lista de quehaceres bastante larga este 2021. Pero no solo eso, sino que el objetivo #1 en esta lista es el más complicado de todos. Pagarle a su quarterback, Dak Prescott. Las cosas se complican aún más considerando la situación en la que se encuentra la NFL y el mundo este 2021 y el hecho de que el tope salarial va a decrecer en vez de incrementar este año.

Primero que nada, ¿por qué este año es tan diferente la situación de los 32 equipos en el tope salarial? Todos los años, la NFL determina cual va a ser el tope salarial dependiendo de cuanto ingreso esta haya tenido el año anterior. En otras palabras, entre más gane la NFL, más ganan los jugadores.

Pero como todos los negocios y todos los deportes, los equipos sufrieron un golpe a sus ingresos y utilidades en 2020. Estadios vacíos o con pocos aficionados no solo significaron menos boletos vendidos, sino menos cerveza, comida, jerseys, entre otras cosas.

Aunque estas cifras dependen del equipo, en promedio se estima que el 40% de los ingresos totales de un equipo son ingresos locales. El resto son ingresos nacionales, que vienen de una repartición equitativa de las transmisiones nacionales que realiza la NFL (Sunday Night, Monday Night, etc.).

Antes de la temporada 2020, la NFL sabía que se enfrentaría a un reto financiero y busco proteger a los jugadores implementando un tope salarial “mínimo” para el 2021. En el peor de los casos, el tope salarial para la próxima temporada sería de 175 millones de dólares. Para poner esa cifra en contexto, el tope salarial del 2020 fue de 198 millones.

La liga llevaba incrementando el tope salarial por años. Reducirlo tan drásticamente significa un reto importante para todos los equipos de la liga. Los contratos acordados con los jugadores tienen contemplado un incremento en el tope salarial de los próximos años, no un decremento.

Pero no todo son malas noticias para la NFL. Según un reporte reciente de Mike Florio, la liga se siente optimista. Los nuevos contratos con televisoras de la NFL podrían evitar que el tope baje mucho. El tope salarial, según dicho reporte, podría ser hasta de 195 millones de dólares comparado con la cifra de 175 que se impuso como un mínimo.

Jerry y Stephen Jones, Dallas Cowboys (Mark J. Rebilas-USA TODAY Sports)

¿Qué le espera a los Dallas Cowboys en el tope salarial?

Después de una temporada perdedora, permitámonos ser optimistas y supongamos que el tope salarial en el 2021 será de $195 millones. Esto significaría que los Cowboys tendrían un espacio en el tope salarial de casi 42 millones de dólares, según estimaciones de OverTheCap.com.

Esta cifra podría parecer alta pero si Dak Prescott llega a jugar bajo la etiqueta franquicia por segundo año consecutivo, su contrato ocuparía $37 millones. Mientras que muchos aficionados opinarían que no firmar a Dak a una extensión de largo plazo es amigable para el equipo, se trata de todo lo contrario. Extender a Prescott significaría repartir su respectivo golpe al tope salarial en varios años, incluyendo una cifra mucho menor en 2021.

De otra manera, los Cowboys tendrían que ejecutar una ronda más de restructuras de contrato. Por ejemplo, restructurar los contratos de Zack Martin, Tyron Smith, y La’el Collins podría despejar aproximadamente 20 millones de dólares adicionales en el tope. Claro, las restructuras son buenas en el corto plazo, pero no en el largo.

Otra opción que el equipo puede usar para generar espacio sería cortar a Jaylon Smith, lo cual es un tema polémico, pero es una posibilidad que no se puede ignorar. Y aunque no nos adentraremos al debate de su actuación en 2020, cabe mencionar que de designarlo como un corte del primero de junio significaría un ahorro mayor a siete millones de dólares.

La ventaja para los Dallas Cowboys podría ser que a diferencia de años pasados, no hay mucho jugador de renombre a quien extender, aparte de Prescott. Recientemente han tenido que extender a Amari Cooper, Ezekiel Elliott, y DeMarcus Lawrence. Sin embargo en 2020, aunque hay agentes libres importantes, ninguno sería indispensable.

Por lo cual también será interesante ver como abordan los Cowboys la agencia libre cuando llegué marzo. Habrá opciones atractivas para mejorar una defensiva que claramente necesita refuerzos, sobre todo en la secundaria.

Pero la prioridad es clara para los Jones. Extender a Dak Prescott lo antes posible.

Hablando de la defensiva de Cowboys, los invito a leer sobre los cuatro jugadores que podrían verse más impactados por la llegada de Dan Quinn. 

Imagen destacada vía Matthew Emmons-USA TODAY Sports

https://atozsportsdallas.com/dallas-cowboys-en-espanol-tienes-que-saber-tope-salarial-2021/
Facebook Comments