Llega un punto en el que no se puede seguir ignorando. El futuro de los Dallas Cowboys no es tan cierto como nos gustaría que fuera. El equipo continúa en una carrera contrarreloj para extender a su quarterback Dak Prescott y de no hacerlo durante las próximas semanas, será momento de asignarle la etiqueta franquicia.

Lo cual a su vez, significaría que Prescott tendría control total sobre su futuro y podría tomar la ruta que tomó Kirk Cousins tras jugar dos temporadas consecutivas bajo la etiqueta y llegar a la agencia libre en 2022.

Añadiendo a la incertidumbre que enfrentan los Cowboys y Prescott, el locutor de 105.3 The Fan Mike Bacsik mencionó al aire que la rehabilitación de Dak podría no estar yendo tan bien como muchos creen. Es difícil saber como interpretar estos comentarios, debido a que ofreció información un poco contradictoria.

Por ejemplo, cuestionó si la rehabilitación iba bien porque de así serlo, ya no estaría usando una bota para caminar. Pero juzgando por imágenes y video, Dak no está usando una bota para caminar. Además habló de etiquetar a Prescott y luego retirar la etiqueta. Pero si Dak sabe que su tobillo no está bien, ¿no firmaría la etiqueta franquicia de inmediato y garantizarse 37 millones de dólares?

Es información que debemos tomar con paciencia y esperar a que haya reportes más “oficiales” al respecto y saber que es lo que está pasando en verdad con el tobillo de Prescott.

Pero lamentablemente, la pregunta hipótetica que muchos nos hemos planteado durante meses (si no es que años) cada vez se siente menos… hipótetica. ¿Qué pasaría si los Cowboys se quedan sin su quarterback?

Hay un escenario bastante real en el que los Dallas Cowboys se podrían quedar sin Dak Prescott en el futuro. Sabemos que para llegar a un acuerdo, el equipo tendrá que ceder en casi todos los aspectos del contrato. Así que, ¿qué si no lo consiguen?

Todo esto se vuelve todavía más interesante siendo que los Dallas Cowboys tienen el pick #10 del NFL Draft y que podrían tener varias monedas de cambio. Hay opciones interesantes en la posición de quarterback este año incluyendo a Zach Wilson, Justin Fields y Trey Lance.*

*Omití a Trevor Lawrence porque es prácticamente un hecho que será seleccionado por los Jacksonville Jaguars en abril. 

El problema para Dallas es que quizás ni siquiera el pick #10 del Draft les permita llevarse a uno de estos mariscales de campo. Y el segundo problema es que incluso si consiguen a alguno, sabemos lo difícil que es “atinarle” a un quarterback. Según un estudio de FiveThirtyEight, los equipos de la NFL tienen menos de 50% de probabilidades de tener éxito en las primeras dos rondas del Draft. Tienen más oportunidades de atinarle a un volado.

¿Habrá quarterbacks veteranos disponibles en el mercado? Difícil saberlo. Probablemente, los Dallas Cowboys no hagan un movimiento brusco como canjear por Russell Wilson o Deshaun Watson en pleno 2021 cuando aún puedes retener a Dak Prescott y buscar extenderlo. ¿Y apostarle al 2022 sin saber realmente cuáles son las opciones? No suena como una buena idea.

Los Cowboys cayeron una situación desafortunada al tardar tanto en llegar a una extensión de contrato. Asumiendo que Prescott vaya bien en su rehabilitación (como muchos han reportado antes del comentario de Bacsik), los Jones saben que Dak tiene toda la palanca que necesita en las negociaciones.

La pregunta en este momento es si cuando llegue el momento de ceder en las negociaciones, los Dallas Cowboys estarán dispuestos a hacerlo o no para retener a Dak. Hace un año, o incluso hace unos meses, era sencillo sentirse confiado de que así sería. Hoy, no lo es.

Imagen destacada vía Tim Heitman-USA TODAY Sports

https://atozsportsdallas.com/dallas-cowboys-en-espanol-el-riesgo-de-quedarse-sin-dak-prescott/
Facebook Comments