Afortunadamente para los Dallas Cowboys, una de las frases más repetidas en los deportes es… bueno, un mito. “La defensiva gana campeonatos” se ha utilizado como un argumento una y otra vez en debates y análisis deportivos.

Sin embargo, al menos en la NFL, no tiene fundamento. De hecho, en su libro Scorecasting, los autores Toby Moskowitz y Jon Wertheim hacen un gran trabajo ilustrando como en la historia de la liga los campeones han sido resultados de una unidad élite por equipo, sea ofensiva o defensiva.

Los Cowboys, esperan presumir una de las mejores ofensivas de la liga con Dak Prescott y los tackles titulares de vuelta. Con ello, buscan ser contendientes al Super Bowl después de una temporada de seis victorias.

Ahora bien, el que no necesites una defensiva de élite para levantar el Trofeo Lombardi no significa que no necesites tener una unidad por lo menos presentable. La unidad que se ganó el título de la peor defensiva en la historia de los Dallas Cowboys es una que podría costarle a cualquier ofensiva la oportunidad por un título.

Pero la defensiva busca mejorar en 2021. El cambio principal no llega en forma de un jugador, sino de un coach. Dan Quinn reemplaza a Mike Nolan, lo cual se siente como una mejora inmediata.

Habiendo dicho eso, sería ilógico tener la expectativa de que Quinn le dará una vuelta de 180 grados a una defensiva que en gran medida carece de talento. Con los Seattle Seahawks, Quinn no tuvo el éxito que tuvo exclusivamente por su esquema de Cover 3. Aunque el esquema era bueno y efectivo, el talento de la secundaria que pasará a la historia de la NFL como la “Legion of Boom” fue el que llevó los resultados a otro nivel.

Los Cowboys no cuentan con Richard Sherman, Earl Thomas, Byron Maxwell, ni con Kam Chancellor.

A pesar de haber seleccionado a puros jugadores defensivos con sus primeras selecciones en el NFL Draft 2021, los Dallas Cowboys tienen mucho camino por recorrer en defensiva. Sobre todo en la secundaria, donde la posición de cornerback luce en problemas.

Anthony Brown es el favorito a ser titular del lado opuesto a Trevon Diggs, según Michael Gehlken de Dallas Morning News. Kelvin Joseph tiene el potencial de pelear por dicho rol en training camp, pero ninguno está cerca de ser una situación ideal para una secundaria con poca experiencia.

En la línea defensiva, Dan Quinn necesitará que dos tackles defensivos resalten como titulares. Aunque hay mucha profundidad en la posición, no hay un par de titulares definido. En la posición de linebacker, los Cowboys están en una mejor posición después de haber seleccionado a Micah Parsons pero tanto Jaylon Smith como Leighton Vander Esch son un signo de interrogación después de un bajo 2020.

Ser una defensiva Top 15 o incluso Top 20 podría ser una tarea muy díficil para los Dallas Cowboys. Pero la tarea principal para Dan Quinn es hacer de esta unidad una mejor que la del año pasado. Y dicho encargo no debería de ser tan complicado.

Si la unidad ofensiva de Kellen Moore consigue ser la fuerza que se espera, los Cowboys estarán en la contienda de la división y con un poco de ayuda de la defensiva, podrían estar en la contienda de la conferencia.

Imagen destacada vía Tim Heitman-USA TODAY Sports

https://atozsportsdallas.com/cowboys-en-espanol-las-expectativas-realistas-en-defensiva/
Facebook Comments