Siempre es difícil juzgar a un entrenador en jefe en su primera temporada al mando. Es por eso que pase lo que pase con los Dallas Cowboys del 2020, será difícil saber el futuro de Mike McCarthy. Sobre todo considerando que está trabajando con un equipo repleto de lesiones.

No estamos hablando de una o dos bajas considerables. Sino de la baja del quarterback Dak Prescott, una línea ofensiva a la cual le queda solo un titular (el eslabón más débil entre ellos, Connor Williams), y del ala cerrada titular Blake Jarwin.

Eso sin mencionar la defensiva, donde también ha habido lesiones a varios titulares incluyendo a Leighton Vander Esch, quien apenas regresó el lunes pasado.

A pesar de ello, uno esperaría mejores resultados a estas alturas de la temporada. En las primeras seis semanas, hemos visto decisiones cuestionables por parte de McCarthy y compañía. Pero quedándonos con su actuación más reciente, dos decisiones en particular son las que más me han causado preocupación.

La primera es el plan de juego en general. En el primer juego del año con Andy Dalton como titular, Mike McCarthy y Kellen Moore salieron al campo con un plan muy conservador. Los Dallas Cowboys no lanzaron ningún pase profundo hasta que iban debajo en el marcador por tres anotaciones. Antes de ello, se limitaron a pases cortos y se inclinaron mucho en el juego terrestre.

Una vez debajo en el marcador, Dalton intentó varios pases profundos pero no pudo conectarlos. Sinceramente, creo que Andy podrá verse mejor en los próximos partidos, pero no si los Cowboys siguen jugando con un plan tan conservador.

Dallas Cowboys Mike McCarthy
Dallas Cowboys HC Mike McCarthy (Tim Heitman-USA TODAY Sports)

Otra decisión, una más específica que me preocupó, vino en la segunda mitad. Con 5:48 restando en el tercer cuarto, los Mike McCarthy y los Dallas Cowboys intentaron un gol de campo de 58 yardas. El problema es que el marcador en ese momento era 28-3.

Había 10 yardas por avanzar, pero me es incomprensible decidir patear tres puntos en ese escenario. Sobre todo considerando que era un intento de 58 yardas. No era un intento garantizado en lo absoluto.

Otra preocupación en cuanto a este staff de coaches vino después de los reportes de Jane Slater de NFL Network. De acuerdo a la reportera, varios jugadores hablaron mal de los coaches, ofreciendo comentarios como “no saben enseñar” y críticas acerca de que no pueden ajustar.

Siempre es difícil interpretar estos comentarios porque no sabes de quien vienen y no sabes de que coaches en específico están hablando. Pero es preocupante que el staff de McCarthy esté generando estos comentarios en su primer año dentro de solo seis semanas. Es el tipo de problemas interiores que causan que un coach tenga paradas de un año.

Si los Cowboys no lo solucionan rápido, será más difícil evaluar a Mike McCarthy en 2020, incluso si los comentarios no son en su contra directamente. Pero recordemos que en la NFL no es sencillo cambiar de un régimen a otro. Sinceramente creo que el trabajo de McCarthy está seguro hasta el momento.

Los Cowboys están en la contienda de la división gracias a que ningún rival ha podido hacer click en todos los aspectos del juego. Previo a la Semana 7, había cinco victorias totales entre los cuatro rivales divisionales.

Pero Dallas tiene que pensar exclusivamente en vencer a Washington.

Antes del arranque de la temporada 2020, los Dallas Cowboys tenían la mira en el Super Bowl. Si echabas un vistazo rápido al calendario, no te detendrías mucho en la Semana 7. Los Cowboys visitan a Washington en lo que se supondría sería un juego fácil. Sin embargo, las cosas han cambiado.

A días de ver a los Cowboys jugar contra su rival divisional, no hay un favorito en el partido. Ambos equipos se enfrentan con un récord combinado de 3-9 en la temporada. Dak Prescott no es el quarterback de Dallas debido a lesión, mientras que Dwayne Haskins no es el quarterback de Washington por decisión de Ron Rivera.

Por parte de Washington, un récord de 1-5 no es tan sorprendente. Se esperaba una mala temporada de su parte. Pero para los Cowboys, las cosas han cambiado mucho con un récord de 2-4 y con la lesión de su quarterback así como casi toda la línea ofensiva.

Imagen destacada vía Tim Heitman-USA TODAY Sports

https://atozsportsdallas.com/cowboys-en-espanol-la-era-de-mike-mccarthy-tiene-un-arranque-dificil/
Facebook Comments