Los Dallas Cowboys tienen un partido programado para la Semana 13, lo cual es común. Sin embargo, lo que no es común es que dicho encuentro está programado en un martes. Los Cowboys y los Baltimore Ravens tendrán que jugar en esta fecha debido a que Ravens sufrió uno de los peores brotes de COVID-19 en la liga esta temporada. Entre los jugadores que dieron resultado positivo está Lamar Jackson.

El quarterback de los Ravens que actualmente presume el título de MVP ha tenido una temporada un tanto complicada. A pesar de ello, enfrentarse a un equipo de Ravens que tenga a Robert Griffin III bajo centro en vez de a Jackson es un reto mucho menos complicado.

En este momento, no se sabe si Jackson estará o no listo para el juego en contra de Cowboys. Pero según Mike McCarthy, el equipo se está preparando para Lamar. Los Ravens no han hecho ninguna declaración al respecto.

El plan de McCarthy tiene sentido considerando que con Griffin III el plan de Ravens no varía mucho de todas maneras. En su partido contra Steelers, Griffin lideró a Baltimore en yardas terrestres con 68 en siete acarreos. Aunque pusieron solo 14 puntos en el marcador, la ofensiva terrestre de Ravens puso en problemas a la defensiva de los Steelers.

En momentos, una de las mejores defensivas en la NFL se veía confundida y superada en las trincheras. Y eso incluye a uno de los mejores defensivos del año, T.J. Watt.

Aunque la defensiva de los Cowboys no ha lucido tan mal últimamente como al inicio de la temporada, si Jackson está de vuelta el martes podríamos ver una de las mejores actuaciones de su parte en el año. La secundaria de Dallas sigue siendo una fuerte vulnerabilidad y aunque Anthony Brown regrese podrían verse superados incluso en el juego aéreo en el que tanto ha batallado el equipo de John Harbaugh.

Es la ofensiva #22 en el juego por pase según eficiencia medida por DVOA mientras que los Cowboys tienen una defensiva aérea que clasifica como la #21. En este juego, Lamar Jackson puede “rebotar” tras empezar el año con el pie izquierdo.

Para evitar que eso suceda, la defensiva tendrá que ser muy disciplinada en el juego terrestre primero. El interior de la línea defensiva ha cometido muchos errores esta temporada y si Ravens puede apostar constantemente por el juego terrestre, será una larga noche. Si pueden evitarlo lo suficiente para acumular una ventaja que force a Jackson a ganar el partido lanzando el balón, los Cowboys podrían dar la sorpresa en una edición extraña de “Tuesday Night Football.”

Imagen destacada vía Eric Hartline-USA TODAY Sports

https://atozsportsdallas.com/cowboys-en-espanol-dallas-se-prepara-para-que-lamar-jackson-juege/
Facebook Comments