Después de tres semanas de acción, la afición de los Dallas Cowboys no puede estar del todo satisfecha. Los Cowboys cargan un récord de un ganado y dos perdidos, y la única victoria tuvo que llegar por medio de una patada corta. Pero la temporada es joven, y el calendario toma un giro más favorable para los Cowboys durante las próximas semanas.

Empezando por los Cleveland Browns en la Semana 4, los Cowboys tienen una racha de tres juegos como locales en el AT&T Stadium. Los Browns no deberían de representar una amenaza legítima en Dallas, pero tampoco se les puede llamar un rival fácil.

Los Browns llegan a este partido con un récord ganador (2-1), algo que no disfrutaban desde el 2014. Así es, la última vez que Cleveland tenía más juegos ganados que perdidos, Tony Romo lideraba al equipo de Cowboys a los playoffs que culminaron con la infame no recepción de Dez Bryant. Y la única derrota de Browns fue ante los Baltimore Ravens en la primera semana de la temporada.

Cleveland suele ser reconocido como un sinónimo para un mal equipo, pero su línea ofensiva está reforzada y disfrutan de un duo letal de corredores. Nick Chubb promedia 5.7 yardas por acarreo mientras que Kareem Hunt 5.2, ambos combinando 10 touchdowns.

¿Pero cuál es el problema que los Cowboys podrían explotar cuando estén en la defensiva?

El ataque aéreo de los Browns no ha sido eficiente en lo absoluto. El quarterback Baker Mayfield promedia 6.6 yardas por pase lanzado, siendo el #27 en la NFL esta temporada. Es de los equipos que menos ha lanzado el balón en 2020.

Aunque con Jarvis Landry y Odell Beckham Jr. en la posición de receptor, la secundaria de los Cowboys podría verse muy mal. El head coach Kevin Stefanski se ha inclinado por el juego terrestre hasta el momento, pero eso podría cambiar ante los Cowboys.

Dallas ha permitido un passer rating de 114.1 esta temporada, lo cual los pone en el lugar #31 de la liga. Sin Chidobe Awuzie y Anthony Brown, Trevon Diggs se ve forzado a ser el #1 del equipo compartiendo cancha con Jourdan Lewis y Daryl Worley.

Pero los Dallas Cowboys tienen una ofensiva de élite. Si bien no muchos están convencido de ello por las entregas de balón en las primeras semanas, lo han dejado en claro convirtiéndose en una de las unidades más agresivas y eficientes esta temporada.

Después de las primeras cinco series ofensivas contra los Atlanta Falcons, la actuación de 40 puntos de Dak Prescott y compañía fue casi perfecta. Y en Seattle, sin sus dos tackles titulares y con Zack Martin y Joe Looney jugando fuera de posición, los Cowboys lograron mantenerse en un tiroteo contra el favorito al MVP, Russell Wilson.

Debe de ser un buen partido para los Dallas Cowboys recibiendo a un equipo que también comete errores. De ganar este domingo, los Cowboys podrían estar preparándose para una buena racha de victorias.

Previo a la temporada, veíamos que la primera mitad del calendario estaba entre los más sencillos en la campaña 2020 de la NFL. Sin embargo, en la segunda mitad los Cowboys enfrentarán a equipos como los Pittsburgh Steelers, Baltimore Ravens, y San Francisco 49ers.

El pase a los playoffs no se ve nada difícil en una división mediocre como lo es la NFC East, pero si quieren alcanzar un buen sembrado para tener buena posición en los playoffs, es tiempo de empezar a acumular victorias.

Featured image via Joe Nicholson-USA TODAY Sports

https://atozsportsdallas.com/cowboys-en-espanol-cleveland-presenta-una-buena-oportunidad/
Facebook Comments