Como el resto de la NFL, los Dallas Cowboys tuvieron una temporada baja complicada debido a los efectos de la pandemia y la cancelación de entrenamientos presenciales en primavera y verano. Sin embargo, a unos equipos les afectó más que a otros. Específicamente, los equipos más afectados fueron aquellos con nuevos entrenadores. Y dentro de ese grupo, aquellos que quisieron implementar esquemas complejos y ambiciosos.

Esa parece ser la esperanza de tener una segunda oportunidad para el Coordinador Defensivo de los Cowboys, Mike Nolan. Su unidad terminó el año como una de las peores defensivas en el 2020 tanto en el juego terrestre como en el juego aéreo. Terminaron el año como la #28 en la liga en puntos permitidos por juego y la #23 en yardas permitidas por jugada.

Pero eso no cuenta toda la historia. En realidad, la defensiva de los Cowboys y Nolan fue históricamente mala. Bob Sturm ofreció varias estadísticas para demostrarlo en un artículo para The Athletic, pero quizás ninguna sea tan clara como la siguiente:

“Solo una defensiva de Dallas – el equipo de expansión de 1960 – permitió más puntos por juego (en la historia de la franquicia).”

De lo peor del año fue el desempeño de un grupo de linebackers que hace un par de años eran considerados de los mejores en la liga. Leighton Vander Esch y Jaylon Smith tampoco tuvieron un gran 2019, pero en esta temporada verlos fallar lecturas y tackleadas era una vista común para los aficionados de Cowboys.

No busco sugerir que el paso para atrás que han tomado ambos linebackers es culpa de Nolan, porque sería injusto responsabilizarlo completamente por ello. Pero la actuación de la defensiva en general es inaceptable.

Por un momento en la temporada, cuando los Cowboys consiguieron tres victorias al hilo, las cosas parecían estar cambiando. Sin embargo, un vistazo más cercano revela una dependencia en entregas de balón de los oponentes. Los quarterbacks que enfrentaron en esa racha de partidos fueron Brandon Allen, Nick Mullens, y Jalen Hurts.

Cambiar de coordinador defensivo no convertirá a la defensiva de los Dallas Cowboys en una mucho mejor. Los jugadores también son gran parte del problema. Esta temporada baja, esperemos que la directiva actué como tal y trate de remediar un roster con poco talento de dicho lado del balón.

Aunque la expectativa de muchos es que Mike Nolan no vuelva en 2021 a diferencia de Mike McCarthy y Kellen Moore, es imposible estar convencido de que así será. El equipo ha hecho varios comentarios acerca del complicado esquema de Mike Nolan. Se ha hablado del poco tiempo que tuvo en el offseason para poder educar a sus jugadores en él e implementarlo de forma correcta.

Si los Cowboys dejan ir a Nolan, nos preguntaremos si un año con más entrenamientos hubiera dado resultados diferentes. Pero si lo retienen, probablemente obtendríamos una respuesta similar al historial de Mike Nolan.

En ofensiva, los Dallas Cowboys mejorarán por el simple hecho de jugadores que regresarán de lesión, incluyendo a Dak Prescott, Tyron Smith, y La’el Collins. Pero en defensiva, será una temporada baja muy importante para Stephen Jones, Will McClay y compañía. Tiene que haber cambios en el roster y en el staff de coaches.

De otra manera, no esperemos mucho de la defensiva en 2021.

Imagen destacada vía Vincent Carchietta-USA TODAY Sports

https://atozsportsdallas.com/cowboys-en-espanol-acerca-del-futuro-de-mike-nolan-y-la-defensiva/
Facebook Comments